Aceite de Oliva en Ayunas: ¿Es saludable?

aceite de oliva en ayunas
aceite de oliva en ayunas

Seguro que has hecho esta pregunta en más de una ocasión y te habrán contestado que te apliques el remedio de la abuela y que una de las mejores maneras de empezar tu día a día es tomando una cucharadita cada mañana tras levantarte de un sueño reparador. De entrada, todo hace suponer que esta manera de empezar el día no puede ser mala porque sabemos de las propiedades beneficiosas que tiene el aceite en general y, si es crudo y si se trata de virgen extra, sus puntos fuertes todavía crecen de forma más exponencial. Es de suponer que es saludable tomar aceite de oliva en ayunas.

Una cucharada de aceite de oliva en ayunas, fuente de salud

Pero dejémonos de suposiciones y vayamos al fondo del asunto. Ya os podemos avanzar que esta práctica en ayunas es buenísima para nuestro organismo, porque es el momento idóneo de la jornada para absorber mejor todos los nutrientes, por lo que las propiedades del aceite de oliva virgen extra y sus beneficios crecen con su ingesta en crudo antes de desayunar.

Beneficios directos

Este es, sin duda, un buen punto de partida, pero ahora os explicaremos una serie de beneficios directos, es decir, las auténticas razones que justifican plenamente esta práctica matutina de tomar aceite de oliva en ayunas:

Control del apetito

El aceite de oliva, al ser rico en ácido oleico, ayuda a inhibir el apetito y a conseguir que nos saciemos con mayor facilidad. A partir de ahora, esa especie de agujero negro, mezcla de hambre y ansiedad por comer, desaparecerá gradualmente y dejará de causarnos esos desagradables dolores de estómago. Y no sólo eso, sino que cuando ingeramos alimentos podremos comer más despacio porque la sensación de hambre no será tan acuciante. Gracias a este factor tan beneficioso, el aceite de oliva se convierte en un potente aliado a la hora de hacer dieta o querer bajar de peso.

Analgésico y antiinflamatorio

Seguramente, nunca lo habrías pensado, pero entre las múltiples propiedades que emanan del aceite de oliva, se encuentran elementos comunes con el ibuprofeno. Es cierto que su simple ingesta no nos aliviará el dolor cuando éste ya lo suframos, pero os podemos anunciar que si cogéis el hábito de tomar diariamente aceite de oliva, a la larga os ayudará a prevenir enfermedades gracias a dichos beneficios analgésicos y antiinflamatorios. Ya sabéis que siempre es mejor prevenir que curar.

El aceite de oliva en ayunas estimula el tránsito intestinal

¿Sufres estreñimiento? Una alimentación equilibrada, rica en fibra especialmente, te servirá en tu lucha contra este problema, pero si lo que quieres es empezar el día con una parte de los deberes hechos, la ingesta de una cucharada de aceite de oliva es una opción muy recomendada para evitar dicho estreñimiento y regular de una manera lo más natural posible tu actividad intestinal.

Combate la acidez gástrica

Después de una comida pesada, demasiado a menudo sufrimos problemas de reflujos y no digamos aquellas personas que sufren úlceras. Como no siempre podemos evitar estos ágapes, que sepáis que con una cucharada de aceite de oliva en ayunas contribuirás de forma decisiva en la creación de una película protectora en el estómago que, en definitiva, combatirá la dichosa acidez gástrica, combatiendo sus efectos de una manera significativa.

Prevención de todo tipo de cánceres vinculados con el sistema digestivo

Un estudio reciente llevado a cabo por las universidades de Granada y Barcelona ha puesto de manifiesto la existencia de un componente que se halla en la piel de las aceitunas, que contribuye a frenar la proliferación en las células de cáncer de colon.

Ayuda contra la resaca

Como consecuencia de dicha capa protectora que genera en nuestro estómago, nuestro organismo absorbe con mayor lentitud el alcohol que digerimos, lo que disminuye la sensación de resaca.

Aceite de oliva en ayunas ¿Sabías que…?

  • A no todo el mundo le gusto tomarse una cucharada de aceite de oliva en ayunas porque tiene un punto de intensidad que puede costar de tolerar a nuestro paladar. Por eso, existe un truco que está ampliamente extendido, como es mezclarlo con zumo de limón y rebajarlo con un poco de agua caliente. Esta opción no solamente te facilitará su ingestión, sino que comporta ventajas añadidas. Por un lado tiene un afecto adelgazante, ya que la mezcla de aceite y limón funciona como un depurador muy potente, una circunstancia que facilita la expulsión de todas las toxinas sobrantes de nuestro cuerpo a través de la limpieza hepatobiliar que, a la práctica, implica la reducción de la formación de cálculos biliares, a la vez que ayuda a disolver y expulsar las piedras.
  • Esta mezcla de aceite de oliva y limón también resulta especialmente recomendada como ayuda a las personas que se encuentran en proceso de dejar de fumar. A medida que el aceite y el limón recorren nuestro cuerpo, arrastrarán con más facilidad el exceso de nicotina que almacenamos en nuestro organismo, al mismo tiempo que reducirá sus efectos dañinos.

One thought on “Aceite de Oliva en Ayunas: ¿Es saludable?

  1. Pingback: El Aceite de Oliva y la Salud | Aresté Teixidó - Tienda Online de AOVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *